“Que Gildo se mantenga en el poder tiene mucho que ver el modo de pensar del formoseño” – NF
Connect with us

NF

NF

“Que Gildo se mantenga en el poder tiene mucho que ver el modo de pensar del formoseño”

Opinión

“Que Gildo se mantenga en el poder tiene mucho que ver el modo de pensar del formoseño”

Por: ANÍBAL GALLAY (Periodista entrerriano. Profesor. Vivió muchos años en Estanislao del Campo. Fue corresponsal del diario El Comercial). Actualmente integra el staff de MiércolesDigital

“La visita del presidente del presidente Fernández a Formosa dio lugar a frases irónicas y sobre todo poner de relieve que Gildo Insfrán hace 25 años que gobierna la provincia. Gildo es formoseño, nacido en Laguna Blanca, y está en el poder desde que volvió la democracia.

Fue diputado provincial, vicegobernador y gobernador desde 1995. ¿Por que ocurre esto? Y la pregunta es más pertinente cuando todas las cifras le juegan en contra. Formosa es una de las provincias más pobres del país y tiene un ingreso per capita de U$S 8.000, en tanto que Buenos Aires es U$S 32.000.

Aníbal Gallay.

 

Formosa se fundó en 1879 a poco de arreglar los límites con el Paraguay después de la guerra de la Triple Alianza o Guerra Grande como la llaman en Paraguay. En 1884 se inició la Campaña del Chaco que terminó en 1917, sometiendo a la población aborigen.

Desde 1879 Formosa fue Territorio Nacional, es decir abandonada a su suerte, siendo gobernada por algún funcionario nombrado por el Presidente de la Nación. Buenos Aires se iba convirtiendo en la Paris del Cono Sur, en tanto que Formosa reinaba aun la semiesclavitud.

En 1955, el general Perón decretó su provincialización. Sin obras públicas y sin una mínima estructura para el crecimiento era un territorio donde reinó la indigencia, la más inicua explotación en los obrajes y algodonales amén del analfabetismo, la incomunicación, carencia de rutas, vivienda, agua potable, electricidad.

Que Gildo se mantenga en el poder tiene mucho que ver el modo de pensar del formoseño. Desde tiempos inmemoriales el formoseño pobre recurría al patrón para cualquier eventualidad como la enfermedad de un familiar o cualquier hecho desgraciado.

La campaña electoral es esperada con ansiedad, porque ello incluye bolsones con mercadería y algún otro beneficio.

 

Llega la democracia y el “patrón” pasó a ser el gobernador a quien se recurre. Gildo tiene en marcha desde hace décadas de un programa llamado “Por Nuestra Gente, Todo”, y consiste en recorrer cada pueblo y auxiliar a los pobladores.

En esas jornadas se ofrecen servicios de medicina, odontología, oftalmología y ello incluye las prótesis y los anteojos, llegado el caso. Se suman los trámites para tener DNI. Al comenzar las clases los niños y adolescente reciben todos los elementos para ir a la escuela. Se incluyen guardapolvos y zapatillas. El día del niño los pequeños reciben un juguete y cada familia tendrá, a fin de año,  una sidra y un pan dulce elementos folclóricos del peronismo.

¿Esto es clientelismo? Seguramente lo es, pero quien se atreverá cuestionarlo a una anciana que puede volver a comer carne porque ahora tiene una prótesis dental?.

Hay en el formoseño una visión fatalista yse suele escuchar: “mis abuelos, mis padres han sido pobres y así nomá es…” . El ciudadano formoseño no es el que pensaron los ilustrados del siglo 18.

El propio Gildo dirá, si se le pregunta, cómo es que gana las elecciones en medio de la pobreza. ¿Ud. vio protestas en las calles…vio a la gente manifestarse contra el gobierno? La respuesta será un no tajante.

Ello demuestra que el formoseño está conforme con su gobierno. Dicho de manera nítida. El formoseño no vota mal, como se supone en los medios porteños. Vota lo mejor que tiene a mano y que le garantiza un nexo paternal al que puede recurrir, llegado el caso.

Gildo tiene ahora 69 años. Ganará las elecciones hasta el fin de sus días o hasta que pueda hacerlo. Cabe agregar que los votos se venden y se cotizan hasta el sábado a la noche anterior a las elecciones.

Los votos del partido Radical son más valiosos, porque las posibilidades de ganar son cercanas a cero. Con la Ley de lemas Gildo se asegura el triunfo, pero con otra ley igualmente ganaría por razones ya expuestas.

La campaña electoral es esperada con ansiedad, porque ello incluye bolsones con mercadería y algún otro beneficio. Esto escandaliza a los teóricos, sobre todo si son liberales, porque no conocen Formosa, ni su historia ni sus avatares más penosos.

Estas razones (si asi pueden llamarse) pueden que no se entiendan en otros ámbitos más desarrollados. Y hay otro argumentos bastante contundente: en la provincia de Buenos Aires (que produce el 40 por cien del PBI) están están asentados los mayores bolsones de pobreza, miseria e indigencia del país. El futuro de un joven formoseño esta en Gendarmería, la Policía, o el Servicio Penitenciario. Quienes son maestros emigran al sur, cuando no consiguen cargo en Formosa.

Una acotación: Gildo paga a los empleados públicos rigurosamente el último día de cada mes. Estas líneas no pretenden defender a Insfrán, sino apenas asomarse a una realidad que requiere ser analizada para no recostarse solo en el mero exabrupto.

Más en Opinión

Escuche Radio 24 online

Publicidad

Promo DirecTV

To Top