La jueza de Menores entregó un recién nacido a quien podría no ser el padre – NF
Connect with us

NF

NF

La jueza de Menores entregó un recién nacido a quien podría no ser el padre

Judiciales

La jueza de Menores entregó un recién nacido a quien podría no ser el padre

La jueza de Menores de la Primera Circunscripción Judicial de Formosa, Dra. Silvana Adalid Jarzynski, en un fallo inédito, entregó un menor de 3 meses de edad a un hombre que audazmente se presentó en el Hospital de la Madre y el Niño, retiró el bebé y lo llevó a reconocerla. Cuando la madre reaccionó, el bebé ya estaba en poder de quien adujo ser su padre, “por ese acto administrativo de reconocimiento”. El abogado de la madre, Esteban Gabriel Lopez Tozzy, cuestionó la resolución judicial porque “el supuesto padre ha puesto de manifiesto que su paternidad se encontraba sujeta a la prueba de ADN”.

El caso fue llevado al Juzgado de Menores, y allí mediante una cautelar, la jueza Jarzynski falló a favor del presunto padre, dándole la tenencia provisoria hasta tanto se dilucide la cuestión.

Lo llamativo de esto es que el padre del recién nacido puso en duda su paternidad mediante un escrito que aún no fue resuelto.
No cabe dudas que la madre del menor es su madre… pero sí hay dudas de quién sería el padre; pese a ello, la Justicia entregó al menor a quien solamente “adujo” ser el progenitor. Un caso inédito de la Justicia formoseña. La disputa judicial sigue, ya que la decisión de primera instancia fue apelada y ahora toca a una instancia superior revisar el fallo de la jueza Jarzynski, de manera de ratificarlo o revocarlo.

LA MAGISTRADA

Silvana Adalid Jarzynski asumió como titular del Juzgado de Menores de Formosa el 4 de febrero de 2019, ocupando la vacante generada por el ex juez de Menores, Carlos Miers, quien se había acogido a los beneficios de la jubilación.

Anterior a la magistratura, Jarzynski ocupaba un puesto de secretaria relatora de una de las vocalías con que cuenta el Tribunal de Familia.

 

Dra. Silvana Adalid Jarzynski, jueza de Menores

EL FALLO, EN SÍNTESIS

El fallo de la jueza de Menores, abordó una serie de cuestiones que tienen que ver con la historia que se fue desenvolviendo en base a lo que ocurrió con la madre del menor. Por un lado habría manifestado su intención de darlo en adopción, luego se habría ausentado del hospital sin llevarse al niño, situación que ella niega, y que habría sido el disparador para que a instancias de la Subsecretaría de Niñez y Adolescencia, se buscara la forma de que sea inscripto en el Registro Civil, cosa que concretó el hombre mayor quien hoy tiene la tenencia.

Además, la jueza valoró informes técnicos que pusieron en tela de juicio la idoneidad de la madre para hacerse cargo de su hijo, y además un informe socioambiental no habría sido favorable tampoco para ella. En definitiva, la jueza convalidó lo hecho por Niñez y Adolescencia, instando a las partes a que diriman el tema filiatorio en el Tribunal de Familia.

 


Ahora bien, la cuestión central del tema, es que el niño es menor de tres meses, y sumado a ello, está con quien sería el padre, pero en medio hay una intención de que se haga una prueba de ADN para reafirmar una paternidad que podría dar negativa, ya que esa paternidad se halla supeditada al resultado de esa prueba de ADN.

SENTIDO COMÚN

Las decisiones judiciales, por regla general, sean de carácter procesal (para impulsar la causa) o de carácter definitivo (sentencias que ponen fin a un proceso), deben ser tomadas por los magistrados con la observancia de las normas y leyes por un lado, y la jurisprudencia por otro; pero fundamentalmente, una decisión judicial debe tener como norte, el sentido común. De nada sirve un extenso resolutorio, con fundamentos jurídicos, técnicos y doctrinarios, si va en contra del sentido común.

En lo que respecta a menores de edad, y primordialmente aquellos que son recién nacidos, el sentido común dicta que deben permanecer con la madre como principio inapelable, primero por una cuestión biológica, dado que por su condición frágil debe ser amamantado, y segundo por una regla de sentido común, ya que la madre es el cobijo natural del recién nacido, en cambio el padre no sólo no puede dar de mamar a un bebé, sino que carece naturalmente de las habilidades de cuidado que tiene de forma innata una mujer.

Aparte, en el caso puntual, quien retiró al recién nacido del hospital para llevarlo a una oficina de Registro Civil para reconocerlo, lo hizo sin el permiso de la madre, y ahora, encima, puso en duda su propia paternidad. No obstante a todo ello, continúa con la tenencia del bebé, pese a ser una situación reñida con las más íntimas sensaciones humanitarias que vienen a la mente.

 

TAMBIÉN LEA

La Justicia habilita salas virtuales y videoconferencias para trámites que ameriten su uso

Más en Judiciales

Escuche Radio 24 online

Publicidad

Promo DirecTV

To Top