Connect with us

NF

NF

Gripe A, ¿por qué ya no es una amenaza como en 2009?

Salud

Gripe A, ¿por qué ya no es una amenaza como en 2009?

La cepa H1N1, conocida como gripe A constituyó una epidemia en la Argentina y en el mundo hace 10 años, cuando en el país hubo más de 600 muertos. La vacunación efectiva y las campañas sanitarias lograron reducir año tras año la cantidad de afectados.

Cada año, la gripe causa epidemias durante los meses de otoño e invierno. Es una enfermedad producida por diferentes tipos de virus que, además, pueden combinarse entre ellos y dar origen a una nueva gripe. Esto es lo que hace que las personas no tengan defensas en el organismo y que mucha gente se contagie.

Además, se transmite muy fácilmente de una persona a otra a través de gotas de saliva o secreciones, cargadas de virus, que expulsamos al hablar, toser o estornudar. Afecta las vías respiratorias, y puede acompañarse de los siguientes signos y síntomas:

-Fiebre (más de 38 °C)
-Tos
-Dolor de garganta
-Debilidad
-Dolores musculares, estomacales, articulares y de cabeza
-Malestar general
-Diarrea y vómitos, en algunas ocasiones

Entre el 5 y 10% de los pacientes que se infecta con estos virus puede tener síntomas cardiovasculares

Concretamente, respecto de la gripe A, las autoridades sanitarias provinciales y nacionales aseguran hoy que la situación epidemiológica actual en el país no es comparable con la que se registró cuando se produjo la pandemia de gripe A de 2009, y que al escuchar hablar de ella, la población no debe caer en pánico.

En 2009, los casos de influenza por la cepa A H1N1 fueron más de 10 mil en el país, y hubo 625 muertes confirmadas oficialmente por la enfermedad.

Los grupos de riesgo deben vacunarse todos los años: “Son las embarazadas, en cualquier período de la gestación, y las puérperas; los bebés de 6 meses a 2 años (dos dosis); los mayores de 65 años; las personas de 2 a 65 años con patologías crónicas (enfermedades respiratorias, cardíacas, diabetes, obesidad, pacientes oncológicos, inmunodeprimidos, entre otros), y los equipos de salud.”

El resfrío común no es Gripe A, que da dolor muscular, decaimiento, fiebre y se previene con la vacuna para evitar las complicaciones del virus. Es imposible que la vacuna produzca la enfermedad porque está inactivada. Eso es un mito. La vacuna tarda entre 10 a 15 días en producir defensas. Si nos vacunamos ahora vamos a estar protegidos el resto del año“, aclaró Carla Vizzotti para evitar malos entendidos, presidenta de la Sociedad Argentina de Vacunología y Epidemiología (SAVE).

La consulta debe hacerse ante un niño que presenta fiebre alta y decaimiento general, aunque no le duela la garganta.

Más en Salud

Escuche Radio 24 online

Publicidad

Publicidad

Publicidad

To Top