Connect with us

NF

NF

“Mamá ayudame, vení ya, la policía me está pegando, en la comisaría segunda” le dijo Juan María por celular a su mamá desde la celda

General

“Mamá ayudame, vení ya, la policía me está pegando, en la comisaría segunda” le dijo Juan María por celular a su mamá desde la celda

Elia Ríos, madre de Juan María De Madariaga, de 17 años, contó en Fm Nueva Provincia lo ocurrido con su hijo en la madrugada del domingo, a la salida del boliche bailable Z. Confirmó además que tras la agresión policial, el propio gobernador Gildo Insfrán se comunicó con la familia para ofrecerle disculpas.

 

El caso tomó estado público primero en la red social Facebook, donde los amigos de Juan María iniciaron una cadena de denuncias, apuntando todos al accionar policial. El chico puede reconocer perfectamente a sus agresores.

 

La mujer relató que en la madrugada del domingo, a las 5,02 horas recibió una llamada de su hijo Juan María de 17 años, y escuchó sus gritos, que le pedía ayuda porque estaba siendo castigado por la policía.

“Mamá ayudame, me están pegando, veni ya, la policía me está pegando, en la comisaría segunda” y agregó que el chico estaba esposado y debía gritar para que la madre pudiera escucharlo con el altavoz del celular que tenía en el bolsillo trasero de sus jeans, y luego oyó un abrir de puerta y ruidos, tras lo cual el oficial Ariel Ruiz increpó al menor por la llamada que realizaba, y continuó con los golpes.

“Yo escucho parte de los golpes, entonces mi marido sale corriendo a la comisaría Segunda. Mientras tanto llamo a nuestro abogado. MI marido recorre comisarías, hasta que en la Primera le informan que lo trasladaban a la comisaría sexta, para que lo vea un forense. Le dijeron que mi hijo estaba sacado, y que debieron reducirlo. Mi marido le dice que no pueden trasladar a un menor sin avisar a sus padres, tras lo cual la policía le dice que por eso nos llamaron. En realidad fue nuestro hijo quien llamó desesperado” explicó a FM Nueva Provincia.

“En ese momento llega mi hijo mayor, quien se quedó en esa comisaría y mi marido va a la Sexta, y efectivamente lo tenían ahí para que lo revise la doctora Pabla Gómez. Le entregaron a mi hijo, pero mi marido se niega a firmar el acta por las irregularidades manifiestas” agregó.

Dijo que luego convocaron al abogado y dos pediatras del menor a la comisaría Primera, “allí realizamos un descargo de los golpes, se hace la denuncia contra los policías que participaron del hecho”.


“Juan María nos cuenta que al salir del boliche acompañando amigas, había una patota que los molestaba, por lo que debió pedir auxilio a la policía que estaba en la zona. En ese momento pasa un hombre alto y calvo (se supone que un oficial policial de Informaciones), que le dice a la policía que detenga a esos pendejos, y cagarlos a palos, llévenlos, le pide. Ahí vienen dos policías mas, le dan dos cachiporrazos y lo reducen, lo suben a la camioneta, lo agarran de los pelos, lo tiran al piso de la camioneta, y un oficial le pone el borcego en la cara, que es el golpe que tiene” comentó.


“Los médicos detectaron escoriaciones, golpes, un desgarro en la oreja, en los brazos, antebrazos, en la zona lumbar moretones grandes, además en las piernas y pantorrillas. Además, Juan no puede dormir hace dos días, piensa todo el tiempo que si no tenía el teléfono, algo terrible pudo haberle pasado” agregó.

GOBERNADOR

“Ayer al mediodía recibimos una llamada del gobernador Gildo Insfrán al celular de mi esposo, que estaba al tanto, sabía quienes éramos y que él no permitirá que esto quede impune, que nos brinda su apoyo y que esto no puede pasar en la provincia. Como padre y autoridad tiene que ayudarnos a encontrar la justicia, y que contamos con todo su apoyo. Además, nos derivó al ministro de Justicia, Jorge González, para atendernos” relató Ríos. 


Dijo que “La conversación fue muy fuerte, no nos imaginábamos que nos iba a llamar al celular, como padres queremos justicia. Somos conscientes que no es toda la policía, hay manzanas malas, que hay que depurar. El dijo que está de acuerdo, que quiere hacer una limpieza y saneamiento de la fuerza”.


Contó que fueron recibidos por el ministro en Casa de Gobierno y que el funcionario al escuchar el relato “se agarraba la cabeza”. 

Señaló que su hijo puede reconocer perfectamente a sus atacantes policías, como del hombre calvo que pidió su detención. Además identificó al oficial inspector Ariel Ruiz, como el principal atacante de su hijo.

FUENTE: FM Nueva Provincia

 

 

 

 

Sigue leyendo
También te puede interesar...
Comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más en General

Escuche Radio 24 online

Publicidad

Publicidad

Publicidad

To Top