Connect with us

NF

NF

A la opinión pública

General

A la opinión pública

Espacio Contratado

SOLICITADA DE CARANDAY GOLF CLUB

El pasado sábado 7 de abril, hemos padecido una jornada vergonzosa para el deporte formoseño y para el golf en particular.
Adhiriéndose a los festejos por el día de la fundación de la ciudad de Formosa, el Caranday Golf Club, en sus instalaciones de la Ruta 11 – Km1156, realizaba como todos los años el Torneo Apertura 2018.

Siendo las 14 hs., dicho torneo debe interrumpirse por un hecho insólito y que no tiene antecedentes en el país, y quizás en el mundo: un automóvil ingresa intempestivamente a la cancha, estacionándose junto a la bandera del hoyo número 9, ocasionado daños en el césped del mismo.

Al mando del mismo se encontraba el vicepresidente del Aeroclub, el Sr. Gustavo Dorrego. Al intentar dialogar por el hecho, Dorrego solo respondió que el Caranday debía pagar por la realización del torneo de golf.

Demás está agregar que la competencia debió ser suspendida, para frustración de mas de 35 socios del club y de los amigos golfistas que nos visitaban de la hermana Republica del Paraguay, de las provincias de Chaco, Corrientes y Misiones. El bochorno no pudo ser mayor.

Este hecho se suma al otro ocurrido hace un año, aproximadamente, cuando el Sr. Dorrego, actuando del mismo modo, rocía con un pesticida el mismo hoyo número 9, causado su destrucción total.

Y si todo lo anterior no fuera ya suficiente, el día de ayer, en horas de la tarde, otra vez Dorrego, junto con otros integrantes de la Comisión Directiva del Aeroclub, violentan la convivencia pacífica al atravesar tres vehículos en la entrada de ambos clubes, impidiendo por una horas la salida de socios del Caranday, configurando el delito penal de privación ilegitima de la libertad.

La opinión publica de nuestra provincia debe saber que en el año 2003, la entonces Comisión Directiva del Aeroclub Formosa, presidida por el Sr. Guglielmino, teniendo como vicepresidente al señor Oscar Kraupner (actual presidente, y quien mejor para ratificar lo aqui expuesto) por medio de una decisión tomada en Asamblea de socios, solicita a un grupo de golfistas el desarrollo de un campo de golf en el predio adyacente a sus instalaciones.

Según se manifestara en dicho momento, impulsaba tal decisión el interés por sumar una actividad  enriquecedora y perfectamente compatible con la aeronáutica. Además de la imposibilidad de mantener una superficie de terreno de tal extensión.


Ya conformado el Caranday Golf Club, esta institución desde ese mismo año 2003, realiza con mucho esfuerzo, humano y material, una importante inversión, construyendo una cancha de golf de nueve hoyo, mas instalaciones que incluyen un quincho, deposito y sanitarios.

Con posterioridad, ingresa a la Comisión Directiva del Aeroclub Formosa, el mencionado Dorrego. Entendemos que avalado por su institución, intenta por todos los medios modificar los términos del acuerdo original y que inspiraron la relación de ambos clubes, signada por la solidaridad y camaradería, alejada de toda impronta comercial como la que se pretende en la actualidad.

El Caranday es un club deportivo sin fines de lucro. Realiza sus actividades con mucho esfuerzo, puesto que el mantenimiento de una cancha de golf implica una costosa inversión. No está en condiciones de afrontar los desatinados reclamos económicos de Dorrego, que, con sus pretensiones, no busca más que expulsar la actividad del golf del KM 1156.

No resulta justo ni es de caballeros imponer el pago de una cifra sideral, cuando se nos ha convocado originalmente a dar una mano al club amigo. Lo hicimos porque somos hombres y mujeres de buena voluntad y que no merecemos el trato que se nos está dispensando.

Desde hace 15 años compartimos la vecindad con el Aeroclub. Queremos seguir la relación de manera pacifica, como corresponde. No somos ocupantes ilegales. No ingresamos en el predio de modo violento. No estamos allí desde el día de ayer. No es posible que se nos quiera sacar por la fuerza, sin más. Y menos por un personaje que fuera acogido por nosotros como socio del Caranday Golf durante años.
Si este club colega cree que le asiste más derechos de los que ha usufructuado hasta el momento, debería recurrir a la justicia, ámbito en donde los ciudadanos civilizados dirimen sus controversias, y no enviar a un patotero que, con comportamientos mafiosos, cree que nos expulsará de allí con violencia.

Somos formoseños tranquilos y respetuosos de la ley. Apreciamos la paz social que caracteriza a nuestra Formosa Hermosa. Pero tenemos derechos y los vamos a ejercer donde corresponda.

Sigue leyendo
También te puede interesar...

Más en General

Publicidad

Publicidad

Publicidad

To Top