Connect with us

NF

NF

Para recibirse de enfermera profesional; limpió casas, cuidó enfermos y volvió a la colonia Qom para ayudar a su gente

Destacados

Para recibirse de enfermera profesional; limpió casas, cuidó enfermos y volvió a la colonia Qom para ayudar a su gente

cinthia-qom-01

TEXTO Y FOTOS: Facebook Elio Lafert

 

La Primavera es una colonia originaria Qom, situada al norte de la provincia de Formosa donde viven aproximadamente 2800 personas.

Allí también reside Cinthia Fernández , la que se fue con un sueño, trabajó, estudió, se recibió y volvió a su comunidad donde trabaja ofreciendo atenciones integrales de la salud desde el Centro de salud y el Centro Integrador Comunitario.

Cinthia es enfermera universitaria, tiene 26 años, y luego de haberse graduado volvió a su lugar de origen para poner a disposición de su comunidad lo que había aprendido en su paso por la facultad.

Su familia está compuesta por su padre, Ceferino, quien es auxiliar de enfermería, su mamá Amelia, ama de casa, su hermano menor, Pedro que está en el colegio secundario. Su hermana Gabriela que estudia Magisterio en la capital, además de Ariel y David que están desocupados.

La vida universitaria de Cinthia se inició en 2009, en la Universidad Nacional de Formosa, luego de cursar sus estudios en la Escuela primaria 291 “Nicolás Avellaneda” en la colonia “La Primavera” y la secundaria en la EPES número 19 de la localidad de Laguna Naick Neck, ubicado a unos 120 kilómetros al norte de la ciudad capital por la ruta 11.

cinthia-qom-02
“Yo no conocía Formosa, empecé de cero”, dijo y explicó que al principio vivía con su tía, “pero se me complicaba porque tenía que tomar dos colectivos, gastaba mucho en pasaje, después alquilé una pieza en el barrio Mariano Moreno que me quedaba a pocas cuadras de la facultad. Lo que gastaba para el pasaje lo destiné para la comida y otras cosas, como poder hacerme mis fotocopias”.

Como el único ingreso familiar que tenía la familia de Cinthia era el que aportaba su padre, ella decidió trabajar para costearse sus estudios, el alquiler y la comida. “Empecé cuidando pacientes particulares, control de presión o curaciones, también en el tiempo que podía limpiaba casas y mi papá me ayudaba con lo que podía”, contó.

Recordó también que cuando inició su carrera universitaria en el 2009 tenían una comisión interétnica de pueblos originarios que estaba integrada por el wichí, pilagá y el toba, “al principio eran unos 30 alumnos y hoy son 200 más o menos”.
Actualmente cerca de 20.000 niños y jóvenes aborígenes cursan en Formosa en los diferentes niveles y modalidades del sistema educativo. Entre ellos se cuentan unos 200 estudiantes universitarios y 500 estudiantes en los diferentes Institutos de Formación Docente y Técnica de la provincia.

En 2014, Cinthia Fernández se recibió de enfermera universitaria y volvió a su comunidad, “La Primavera” (Qom Potae Navogoh), allí integra el equipo de salud que está conformado por médicos, enfermeros, obstetras, agentes sanitarios, odontólogo, vacunadores, agentes sanitarios y choferes, entre otros.

La flamante enfermera comentó cómo es el trabajo del equipo de salud que ella integra: “si bien atendemos a los pacientes en el Centro de Salud “Nazareno” y en el Centro Integrador Comunitario (CIC), también hacemos recorridas casas por casas; porque hay veces que los abuelitos no pueden llegarse hasta el centro de salud, o madres que por cuestiones personales no pueden llevar a sus niños; entonces vamos nosotros a verlos a sus domicilios”.

Explicó también que el trabajo de los equipos de salud es muy “valioso”, ya que a veces “actuamos como interpretes con los vecinos que no hablan español”.

Con respecto a los servicios que se brindan en la comunidad expresó que se tienen atenciones médicas, de enfermería, odontológicas, obstétricas, y tienen una ambulancia en el caso de que se necesite derivar algún paciente a un hospital por la complejidad del caso sanitario que presenta.

También explicó que, durante el ciclo escolar, junto al médico, odontólogo y vacunadores recorren las escuelas y jardines de infantes para actualizar la libreta de salud de los niños y “les colocamos las vacunas del calendario nacional según la edad que tengan, y les realizamos los chequeos de rutina”.

En La Primavera “tenemos escuela primaria y secundaria, jardín de infantes para los más chiquitos; agua potable, luz eléctrica en toda nuestra colonia, acceso a internet, algo que cuando yo era una niña ni me imaginaba poder tener”Cinthia actualmente terminó el cursado de la Licenciatura en Enfermería y sólo le resta rendir los exámenes. “Para este año espero poder meter todos los finales” sostuvo emocionada.

Sigue leyendo
También te puede interesar...
1 Comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más en Destacados

To Top